america gremio

Foto: @AmericadeCali

Por: Felipe Montezuma

El primer partido para América de Cali en una nueva edición de la Copa Libertadores y el segundo jugado por el Grupo E, fue derrota. Con una gran asistencia de público, el Pascual Guerrero se engalanó para recibir de nuevo un partido interncional, sin embargo, la derrota 0–2 ante el equipo brasileño provocó la decepción de los miles de asistentes.

El visitante fue certero, tuvo tres opciones de gol y convirtió dos. El compromiso disputado está noche cambió completamente después del segundo gol del “tricolor gaúcho”. América tuvo un buen partido en la primera etapa, tuvo posesión de balón e intentó acelerar en el momento justo, de hecho, generó oportunidades de gol.

Pero la segunda anotación del visitante, lograda por Matheus Henrique, apenas, transcurrido el quinto minuto del segundo tiempo cambió todo; anímicamente el equipo escarlata murió después de ese segundo golpe, jugadores que venían teniendo un buen desempeño como Matías Pisano y Carlos Sierra desaparecieron.

Gremio en cambio, se tranquilizó con el segundo tanto, empezó a hacer tenencia de pelota, nunca sufrió el partido y se llevó un triunfo de Cali jugando a media máquina. Algunos dicen que Rafael Carrascal y Luis Paz le hicieron falta al local; o que tal vez en caso de haber convertido alguna de las claras opciones que el equipo tuvo en el primer tiempo la historia hubiera sido diferente, pero son todas suposiciones. Lo único real es que Gremio ganó fácil y América deberá mejorar mucho para los siguientes partidos de la fase de grupos.

El dato: Independiente Medellín cayó 1-2 frente a Libertad de Asunción en el estadio Atanasio Girardot, juego que completó la primera jornada del Grupo H de la Copa Libertadores.